Matilde Duch Canals

Veterinario Coleg. 1191 (Barcelona)

(+34) 606 940 274

matildeduch@gmail.com

 

Miembro con Certificación Avanzada de la IAED

(International Association of Equine Dentistry)

  

Hay cuatro razones que explican el actual auge de la odontología equina:

 

  1. El descubrimiento de las enormes implicaciones que tienen los problemas odontológicos en el rendimiento deportivo

  2. El actual régimen alimenticio de los équidos domésticos. 

  3. Los criterios de selección genética aplicados hoy en día. 

  4. Los avances tecnológicos, que permiten la aplicación de técnicas de trabajo muy eficaces y seguras.

¿Cuándo llamar al dentista?

    Es mejor no esperar a que el caballo tenga síntomas para llamar al dentista. Arreglar la boca regularmente y sobretodo en determinadas edades, es esencial para el bien estar del caballo. 

    Hay que tener en cuenta la alta capacidad de tolerancia al sufrimiento que tienen los animales. Cuando un caballo comienza a mostrar síntomas de no poder comer, lamentablemente, es posible que lleve mucho tiempo con dolorosos problemas, a los que se ha ido adaptando mientras ha podido.

    Tambien es común oir comentarios tales como:

  • “este caballo tiene muy mal carácter”

  • “este caballo es muy malo para montar”, “no le gusta trabajar”, “es rebelde”

  • “es un caballo viejo, es normal que esté tan delgado”

    En ocasiones estos comportamientos son consecuencia de problemas dolorosos  que tienen su origen dentro de la boca del caballo.

    Cualquier caballo que tenga que utilizar una embocadura, con o sin hierro, requiere de un cuidado odontológico, ya que todos los filetes y bocados, muserolas, cierra bocas…crean más o menos presión en  la mucosa bucal contra las afiladas puntas de los molares (más sobre el efecto de las embocaduras).

¿Cuándo es el momento idóneo para hacer el primer chequeo dental?

    Lo ideal es comenzar  antes de introducir la embocadura en el proceso de la doma, para que ésta sea lo más suave y amable posible para el animal.

    Ej: si le estamos enseñando a un caballo a responder adecuadamente a las ayudas realizadas suaves tensiones en las riendas….. y el animal se clava una punta …. La ayuda no tendrá el efecto deseado…

¿Cada cuanto hay que hacer los dientes al caballo?

    Dependerá de la actividad deportiva del animal, de la edad, y de la existencia de patalogías.

En general la frecuencia es de:

  • cada 6 meses en potros en competición, a partir de los 2 años hasta los 4-5 años de edad.

  • 1 vez al año a partir de los 6 años y durante toda la vida adulta del animal.

    Algunos caballos en competición y con problemas odontológicos específicos pueden requerir de una visita semestral durante toda su carrera deportiva, (en especial en la disciplina de doma clásica)

    Algunos animales que realizan trabajo ligero y ocasional y tienen una dentadura correcta , pueden requerir únicamente de un trabajo  para eliminar puntas cada año y medio o incluso algunos afortunados cada dos años.

    Se recomienda que sea siempre un profesional especializado quien determine el régimen de chequeos.

Caballos viejos

    Mención especial merecen los caballos viejos… que sufren mucho, y de forma a menudo silenciosa, de problemas odontológicos.

    Mi recomendación es hacer un chequeo de cualquier animal de más de 18-20 años, que tengamos trabajando o jubilado, para descartar problemas que afactan mucho a su calidad de vida.

    Estos animales en ocasiones requerirán de cuidados anuales, y en otras ocasiones cada 2 o 3 años, pero es muy importante para su bienestar que sea un profesional especializado en odontología geriátrica quien decida el régimen de visitas.

    El trabajo que se realiza en los caballos de edad avanzada es muy diferente del limado de puntas propio del animal joven en trabajo, y requiere de un instrumental muy afilado y preciso para poder trabajar sobre piezas a menudo frágiles e inestables de forma rápida e indolora.